La educación como el origen de las sociedades

viernes , 8, noviembre 2019 Comentarios desactivados en La educación como el origen de las sociedades

Todo el orden que se implementa en la sociedad debe contener una estructura: la economía, la cultura, la seguridad y un ejemplo de ello es el trabajo que viene realizando jaume salinas sallent, y la educación. En el caso de esta última, se encuentra regida por la cronología de las edades del ser humano. Si los ubicamos en los comienzos de la Edad Antigua, las prácticas y concepciones educativas proceden de las culturas egipcia, China, India y hebrea. 

Llegado el primer milenio antes de.Cristo, se sabe que se desarrollaron las distintas paideias procedentes de la cultura griega. Más tarde los romanos toman al helenismo en todo su terreno docente, sobretodo debido a que el principal impulsor de ello fue Cicerón, llamándoles humanitas

Llegado el fin del imperio romano, es cuando se establece el inicio de la Edad Media con la caída de Constantinopla en 1453. Con el cristianismo extendido a manos de los romanos toman entre sus manos la tarea de mantener vigente el legado clásico, dejando solo lo que la doctrina cristiana aprobaba. 

Sujetos a la nueva visión del conocimiento establecido por Grecia y Roma determinado durante el Renacimiento, es cuando se da origen al nuevo concepto educativo del Humanismo el cual hace vida a lo largo del siglo XVI, que además sigue siendo efectivo durante el Barroco quien lo implementa como el disciplinarismo pedagógico conjuntamente con el colofón ilustrado del siglo XVIII. En lo que respecta a la educación Contemporánea, en cuando nacen los sistemas educativos actuales controlados y organizados por el Estado.

Educación en el Antiguo Egipto

Para quienes gustan de hurgar en la historia, deben saber que Egipto se reconoce como la cuna común donde se desarrolló la cultura y la instrucción. En su momento, los egipcios sostuvieron la creencia en la inmortalidad y en la resurrección del espíritu, y ello debido a que su cultura tenía raíces semita y no griega, debido a que los pueblos semitas de las zonas esteparias y desérticas de la gran península arábiga solo habitaron Etiopía, Siria, Mesopotamia y Egipto. 

En medio de tanta diversidad de culturas, se piensa que los egipcios son el resultado de la mezcla de los pueblos bereberes ubicados en el oeste, de los bantúes asentados al sur, y de los semitas quienes habitaban el este, pero además también se encuentran incluidos quienes se desarrollaron junto al río Éufrates y el río Tigris, donde coexistieron los acadios quienes dominaron a los sumerios. 

De forma que, ubicados al este de este mundo semita, y figurando como su límite occidental, se ubica Egipto. Profundizando en su culto y ritos, es cuando podemos comprender una antropología distinta a la de los helénicos. Y es que los egipcios embalsamaban, guardaban y veneraban los cadáveres de sus muertos, a diferencia de los mientras que los griegos los arrojaban al mar, o lo quemaban para luego olvidarlo.

Los egipcios siempre se inclinaron por apreciar la instrucción, para lo que empleaban la ciencia como un medio para conquistar los honores y la fortuna. Quien no era letrado se consideraba como una bestia de carga, o lo que resultaba lo mismo, un esclavo. La escuela la denominaban casa de instrucción; mientras que su programa de estudios involucraba la lectura, el cálculo, la religión, urbanidad, escritura, cálculo, natación y gimnasia. Su es rotura era de carácter hieráticos y demóticos, además se impartía el dibujo, la contabilidad, la redacción literaria y la geometría práctica. Además, para pasar de la escuela elemental a la superior se hacía presentando un examen.