La educación como mecanismo para el desarrollo de la sociedad

jueves , 19, septiembre 2019 Comentarios desactivados en La educación como mecanismo para el desarrollo de la sociedad

Además de ser un derecho humano básico por medio del cual se pueden ejercer los demás derechos, el desarrollo integral y sostenible de la sociedad está fundamentado en la educación, pues su misión no es solo la de proveer conocimientos, sino que también tiene una función de enriquecimiento cultural, espiritual y con grandes valores, que son elementos indispensables para los seres humanos. De igual manera, estudiar un máster en administración garantiza el crecimiento profesional y grandes posibilidades de ocupar posiciones gerenciales en un corto plazo.

Por lo tanto, la educación es necesaria para alcanzar los niveles de bienestar social y de crecimiento económico de la sociedad; permite nivelar todas las desigualdades que se dan en el plano social y en los entornos económicos; propicia la movilización social de las personas para un desarrollo íntegro; permite acceder a mejores ofertas de empleo y un crecimiento profesional efectivo; por medio de esta se elevan las condiciones culturales de la población; los jóvenes pueden ampliar sus oportunidades de desarrollo en corto tiempo; permite el avance de la democracia así como el fortalecimiento del Estado de derecho e incluso como impulso para la ciencia, la innovación y tecnología. 

Las transformaciones del mundo globalizado, los avances científicos y tecnológicos y las aplicaciones que se producen para el bienestar de la sociedad, hacen que el papel de la educación sea mucho más amplio y dirigido a la concreción de nuevas formas de convivencia asociada a los grandes y acelerados cambios que se producen en todos los sectores.

Otro rol fundamental de la educación, es la producción de conocimiento que ha incidido de manera efectiva en el desarrollo económico y de producción de las sociedades. Un ejemplo de ello, lo representa las grandes potencias mundiales las cuales han logrado un avance económico y social a través de la cimentación en el conocimiento, transmitiendo el mismo a todos los niveles de escolarización con el fin de fomentar la educación de la ciencia y de la innovación tecnológica para la generación de investigaciones que redundan de manera positiva en todos los sectores productivos de la sociedad.

Se ha demostrado, que existe una estrecha relación entre los niveles de desarrollo de un país, en el sentido más amplio de la palabra, y la fortaleza de su sistema educativo, de investigación científica y tecnológica. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un año adicional estudio y escolarización incrementa el PIB de un país entre el 4 y 7%.

Por lo tanto, en la actualidad debe verse los programas educativos con miras al desarrollo del conocimiento como una inversión que genera frutos de manera inmediata y no como se concebía antes al considerarse un gasto, Debe verse como inversión muy productiva que permite la consolidación de estrategias para el bienestar económico y productivo que a su vez contribuye al logro de sociedades más justas y equitativas. Por ello, se debe entender como un bien social que garantiza seres humanos pensantes y libres.